Siete claves para tener una buena salud cerebral – Clarín

Pregunta

Me jubilé hace casi dos años y quisiera sus consejos para no venirme abajo. Tengo miedo de que la falta de trabajo me deteriore la salud, especialmente mi capacidad mental. No es fácil tener el tiempo libre, aunque sé que algo tendré que hacer. Cecilio Videla, CABA

La salud emocional y cerebral se basa en pilares. Se pueden señalar siete como los más importantes:

1) Tener buena salud integral

Desde hace tiempo se conoce que la salud corporal afecta al cerebro (“mens sana in corpore sana”). El buen funcionamiento cerebral requiere que el corazón, los pulmones, el aparato digestivo y demás funcionen de forma adecuada. Antes de consultar a un psiquiatra conviene siempre ir al médico clínico para que descarte algún trastorno que se termine manifestando a nivel psicológico o cerebral.

2) Una buena nutrición

Aunque el cerebro representa, en promedio, el 2% del peso corporal, sus necesidades energéticas llegan a consumir el 25% de las calorías que requiere el resto del cuerpo. El cerebro es el resultado de lo que comemos y también de cuándo lo comemos (el desayuno es importante para un buen rendimiento cognitivo, especialmente en la niñez y adolescencia).

Una dieta saludable incluye frutas, verduras frescas, pescado y grasas saludables provenientes del aceite de oliva o de las nueces. Es lo que caracteriza a la dieta mediterránea, que está asociada a un mejor funcionamiento mental y a un menor riesgo de padecer demencia.

“El cerebro es social, por eso las personas con sólidos vínculos sociales afrontan mejor el declive cognitivo de los años.”

Norberto Abdala

Médico psiquiatra

3) Dormir bien por la noche

El sueño nocturno es clave para la salud cerebral, dado que es una especie de regenerador neuronal. Al dormir se acelera la síntesis de proteínas con el fortalecimiento de las conexiones neuronales en determinadas regiones cerebrales donde se consolidan las distintas memorias y con ello el aprendizaje.

4) Hacer ejercicio físico

Es una poderosa herramienta que ayuda a proteger el cerebro y mantenerlo sano. Ya se conocen los efectos beneficiosos de la actividad física para la salud corporal, pero en los últimos años la neurociencia ha revelado que el ejercicio regular modifica la producción química en las neuronas que favorece un mejor funcionamiento cerebral.

5) Entrenamiento mental

El entrenamiento cognitivo es similar a una gimnasia para el cerebro. Esta práctica fortalece las conexiones neuronales que consolidan las memorias, promueven la neuroplasticidad y la neurogénesis en regiones críticas del cerebro y amplían la llamada reserva cognitiva que permite reducir el desarrollo de ciertas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Es necesarios que sean cosas novedosas, no repetitivas y variadas, que permitan una estimulación completa, dada la diversidad funcional del cerebro.

Mirá también

6) Ser sociable

El cerebro es social y desde el nacimiento el ser humano está programado para ello. Las personas con sólidos vínculos sociales afrontan mejor el declive cognitivo de los años y, además, muestran mejor estado de ánimo.

7) Tener proyectos

Tener planes y objetivos incrementa la capacidad cerebral y le da sentido a la vida. También es muy importante que ese propósito personal trascienda y ayude a otras personas, ya que se ha demostrado que así el impacto es más beneficioso para todos.

E.M.

Be First to Comment

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.